AOC
AOC

Nadar con una ostomía: Laura Cox, Especialista de Estilo de Vida con Ostomía de Shield Healthcare

La idea de sumergir su nueva ostomía en el agua puede sonar escalofriante. Pensar que puede producirse un derrame en la piscina suena aterrador. Ésta era una de mis mayores preocupaciones cuando tuve por primera vez mi ostomía. Ni siquiera sabía qué podría suceder al ducharme. Le pregunté a mi cirujano si podría nadar y él me dijo que esperara hasta que la herida cicatrizara. Me dijo: “después de que cicatrice la herida, nadar no debería ser un problema”. Estaba en lo cierto. Con los insumos adecuados, nadar con una ostomía puede ser una experiencia divertida, sin mayores complicaciones"

  • No hay puntuaciones ¡sé el primero añadir una!

Añadir un comentario